Aviario de recuperación Faraday

 

VOLVIENDO A VOLAR

¡CERRAMOS EL AVIARIO!

Como muchos sabéis, desde hace más de un año que “tenemos” un sitio físico, donde poder tener palomas iliberables hasta que sean adoptadas y donde poder rehabilitar aves que lo necesitaran antes de su puesta en libertad.
La entidad no funciona con ningún aporte económico salvo las donaciones de particulares, no tenemos ninguna licitación ni subvención para desarrollar la actividad.
Somos un grupo de personas con nuestros trabajos y/o estudios, por lo que nuestra vida no puede ser una dedicación única y absoluta a la entidad en la cual ya dejamos mucho tiempo de manera altruista y por la cual han pasado muchos animales.
Sabíamos que teníamos varios pilares que tener en cuenta, que si no se tenían en cuenta podrían llevar al desastre. La gestión en general, así como el factor económico y el personal, o los períodos prolongados que se tarda en encontrar una adopción.


Teníamos claro una cosa, y es que en lo personal cada uno da lo que puede o lo que quiere sin exigencias, porque eso es un voluntariado. Y ese fue nuestro error, creer que, aunque cada uno da lo que quiere o puede y sabiendo que nosotrxs sacrificamos lo que se necesitase por una urgencia, pensar que otros lo harían. Un voluntariado funciona con voluntad y sin permanencia, pero los animales entraban y había que atenderlos de forma responsable y permanente.
Ha llegado el momento en el que aunque parecíamos muchos, realmente éramos cuatro los que hemos cargado con todo, incluso cuando no podíamos cargar. No dábamos a basto ni a responder e-mails, ni mensajes, ni mucho menos gestiones de voluntariado después de lo visto. Han sido muchos handicap los que se han juntado, y es que la vida de los animales no es un juego, es una responsabilidad.
Muchos nos preguntabais que cuál era el motivo por el que teniendo espacio no cogíamos animales aunque fuesen liberables, y respondemos que eso tiene responsabilidad. Desde que el animal entra a la entidad, tiene que pasar por un veterinario ( alguien tiene que llevarlo), la revisión (volver a llevarlo), llevarlo al refugio, estar preparado para que haya una urgencia y tener que salir corriendo a por el animal, llevarlo al veterinario, acogerlo hasta que pueda volver al voladero... No teníamos suficientes personas capaces de sacrificar lo inesperado como las urgencias o hacer acogida del animal si así se precisara, por lo que lamentablemente os tenemos que comunicar que cerramos el voladero de rehabilitación Faraday.
Seguiremos funcionando como la gran mayoría del tejido asociativo de la protección animal con casas de acogida, así como la gestión administrativa y legal en post de la protección animal, trabajando en cambios legislativos de manera integral. La actividad no cesará, aunque esto ha supuesto un punto de reflexión grande en los miembros INTEGROS de la entidad. Agradecemos que aunque hemos tenido este error que nos ha pasado factura en el proyecto hemos podido calcular al milímetro la realidad hasta donde podíamos, pensando siempre en que que pasaría si se disolviese la entidad como premisa de partida para tener una base donde poder construir.
Damos gracias a no estar como otras entidades compañeras ahogadas con animales en casas de acogida que no salen y deudas veterinarias impagables. Hemos sido capaces de afrontar esos retos, pero no de afrontar un proyecto para el que se necesitaba más gente que pensábamos que había, pero realmente no.
De forma temporal y hasta que no mejore la estabilidad tras el cierre del proyecto del voladero, no se admitirán nuevos voluntarios.
Gracias a todos los que habéis apoyado y confiado en nosotros desde el primer momento, seguimos en la lucha 
Y en especial queremos agradecer de forma incondicional Free Phoenix por haber sido los pilares fundamentales de apoyo para poder llevar a cabo este proyecto de rehabilitación día a día trabajando en el cuidado y mantenimiento de los animales cuando nosotrxs no estábamos. También agradecerles la cesión del espacio este tiempo y confiar en nosotrxs.

¡Hola a todos y a todas!


Hoy es un día muy especial, ya que vamos a presentaros el proyecto del que os hemos ido hablando. Aquel en el que tanto hemos trabajado. Os presentamos nuestro "Aviario de Recuperación Faraday".
Este Aviario de Recuperación nació de la necesidad de un lugar físico donde poder recuperar aquellos animales que la asociación rescata y que hasta el momento eran tratados en los domicilios particulares de cada voluntario. En la totalidad de los casos, es preciso realizar curas periódicas, cuarentenas o alimentar manualmente a las aves rescatadas, lo que supone una estancia en casa del voluntariado dilatada en el tiempo.

Dado que desde la asociación nos es inviable económicamente adquirir un espacio físico (ya sea en propiedad o arrendado), llegamos a realizar una colaboración con el refugio Free Phoenix, el cuál nos cedería un espacio para usarlo como aviario de recuperación. Una vez rehabilitado y asegurado serviría como lugar de acogida y poder así ayudar a estos animales, que de no ser así, morirían en la calle.



De la totalidad de aves que entrarán en el aviario, un gran número de ellas se recupera y son liberadas nuevamente al medio. Pero cierto número, dado por enfermedades o lesiones que dejan graves secuelas, no pueden ser liberadas y necesitan una familia que las adopte.

El Aviario de Recuperación Faraday cuenta con aproximadamente 60 metros cuadrados de superficie habitable. Se ha proyectado como un espacio con gran enriquecimiento ambiental, y de esta forma, simular con la mayor veracidad posible un entorno natural donde las aves puedan encontrarse en un espacio lo menos artificial posible.



Este espacio se divide en dos voladeros completamente independientes, el voladero 1 donde rehabilitar a aquellas aves que pueden ser liberadas y el voladero 2 donde habitan aquellas aves que a causa de lesiones o secuelas graves no pueden ser liberadas y necesitan un refugio mientras esperan ser adoptadas.

La construcción del aviario se precipitó debido a una época de desbordamiento de casos, que los voluntarios tuvimos que atajar con la máxima diligencia, ya que teníamos un gran número de aves en nuestras casas particulares y sin ayuda externa de ningún tipo. Esto provocó un desembolso bastante alto para la asociación que, actualmente, se encuentran bajo mínimos y con riesgo de no poder atender casos de urgencias veterinarias.

Tenemos muchas cosas que contaros, muchas anécdotas que compartir, tenemos que presentar a nuestros habitantes y descrubir juntos cómo evoluciona nuestro compromiso con aquellas aves que necesitan ayuda.

Para realizar todo este trabajo necesitamos voluntarios y casas de acogida. ¡Únete!


Palomas liberables

La meta principal de la asociación es el rescate de palomas para
posteriormente soltarlas en libertad.
La duración de acoger palomas liberables puede variar,
dependiendo del estado de salud, edad, etc. que requiera cada una.
Una vez estabilizadas, y sabiendo volar, son liberadas para poder
volver a su hábitat, en libertad.
Desde LMDO solo buscamos adopción a aquellos individuos que  no liberables
como son las tullidas o con enfermedades
que no garantizan su supervivencia en libertad.



PRIMERA BANDADA LIBERADA


  • Freya
  • Pio
  • Margarita
  • Irineo
  • Rabbit
  • Presules
  • Tablero
  • Bolzano
  • Chispa



SEGUNDABANDADA 


  • Cubeto
  • Rubiales
  • Zipi
  • Zape
  • Peach
  • L'hôpital
  • Pi


Álbum de palomas liberables

¡Compártelo y anímate a apadrinar!


Buscamos padrinos y madrinas
que ayuden con su mantenimiento hasta que sean liberadas.
Algo tan sencillo como donar un mínimo de 4 euritos al mes,
podría suponer el seguir ayudando a más pequeñas.
Sino, también puedes donar saquitos de grano para que puedan comer.
Escríbenos si quieres colaborar.


Admisión de aves
Nuestro voladero está disponible para aquellos casos responsables con una necesidad real de rehabilitación. Para ello pedimos unos requisitos disponibles en el siguiente formulario que será evaluado en asamblea por los miembros de la asociación.
Con la tecnología de Blogger.